americaeconomica.com

La Fiscalía cubana pide siete años de cárcel para político del PP que conducía cuando murió el disidente Payá

jueves 16 de agosto de 2012, 01:00h
La Fiscalía cubana ha pedido siete años de prisión por un delito de homicidio imprudente para Ángel Carromero, el político español del Partido Popular (que gobierna actualmente en España), que conducía el coche siniestrado en el que fallecieron los disidentes Oswaldo Payá y Harold Romero el pasado 22 de julio en la Isla.
La Fiscalía cubana ha pedido siete años de prisión por un delito de homicidio imprudente para Ángel Carromero, el político español del Partido Popular (que gobierna actualmente en España), que conducía el coche siniestrado en el que fallecieron los disidentes Oswaldo Payá y Harold Romero el pasado 22 de julio en la Isla.



Según fuentes diplomáticas españolas, los fiscales solicitaron tres años y medio de prisión para el español por cada una de las muertes causadas por el accidente, frente a los diez años que establece la ley cubana para este tipo de delitos.



Carromero, vicesecretario general de las Nuevas Generaciones del Partido Popular de la capital española, se encuentra actualmente en un centro penitenciario de La Habana tras ser detenido junto al ciudadano sueco Jens Aron Modig, dirigente de la democracia cristiana de Suecia, la noche del accidente en el que murieron los opositores al régimen. Modig fue liberado una semana después.



La versión oficial señala que Carromero perdió el control del coche de alquiler que conducía al pasar por unas obras y se empotró contra un árbol provocando la muerte de Oswaldo Payá y Harold Romero.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.