americaeconomica.com

¿El Ámsterdam latino?

viernes 22 de junio de 2012, 01:00h
Ante la decisión del presidente de Uruguay, José Mujica, de producir y vender marihuana en el marco de la lucha contra la inseguridad, sus vecinos han salido en contra de esta iniciativa sobre la legalización de este estupefaciente.
Ante la decisión del presidente de Uruguay, José Mujica, de producir y vender marihuana en el marco de la lucha contra la inseguridad, sus vecinos han salido en contra de esta iniciativa sobre la legalización de este estupefaciente.



Países como Colombia y Venezuela, se han mostrado reticentes a que su vecino Uruguay, se convierta en el fumadero de la región, como se podía hasta hace poco en los coffee shops con licencia de Ámsterdam y algunas localidades de Holanda.



En concreto, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ha asegurado a la prensa en una intervención en la cumbre de Río+20 que esta decisión es “unilateral” y que supone una “distorsión” en la región latinoamericana, puesto que este es un problema que debe enfrentarse “entre todos los países. Debemos tener una agenda común”.



Mientras que el ministro de Interior de Venezuela, Tareck el Aissami ha considerado que el enfoque uruguayo es una “trampa”. Según su punto de vista, el Estado debe “garantizar todos los factores sociales o crear condiciones para que las personas no consuman drogas”.



Aunque los uruguayos, en boca de Julio Calzada, el directos de la Junta Nacional de Drogas, han dado una opinión bien distinta. “No vamos a promocionar el consumo de cannabis” ha manifestado, además de destacar que se trata de plantear los riesgos y los daños que genera esta sustancia y aumentar la percepción de riesgo que se tiene de ella”, ha asegurado en una entrevista televisiva



Estos días, esta polémica ley ha causado un gran revuelo en las redes sociales. Concretamente en el servicio de microblogging de Twitter, ha estallado una guerra de tuits entre miembros del Ejecutivo y la oposición.



El diputado de Aire Fresco, Luis Lacalle Pou, quien presentó ante el Parlamento un proyecto para legalizar el autocultivo de marihuana, había vuelto a apostar por su iniciativa. Mientras que su colega, la diputada Ana Lía Piñeyrúa publicó que no aceptaba “propuestas que aumentarán el consumo de drogas”.



El diputado de Movimiento de Participación Popular (MPP) dejó claro su punto de vista cuando manifestó que “el consumo de drogas ya es legal”. Por su parte, el senador Juan Pedro Bordaberry Herrán, escribió que “lo más preocupante es que no se toman medidas contra la inseguridad”.



En cualquier caso, y pese a las varias opiniones que vertieron los interesados en la red social, aún habrá que ver que ocurre con la iniciativa. En cualquier caso, este país no es el único de Latinoamérica que se encuentra en semejante tesitura por las drogas. En Argentina también el debate está de actualidad, en su caso, ha llegado una petición al Congreso de los Diputados sobre la posesión de drogas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios