americaeconomica.com

Un príncipe de Arabia Saudita compra un 3% de Twitter

lunes 19 de diciembre de 2011, 01:00h
El príncipe Alwaleed bin Tatal, a través de Kingdom Holding, ha comprado una participación en el capital social de Twitter por valor de 300 millones de dólares (230 millones de euros). La compañía del inversor saudíta, con sede en Riyadh, se disparó un 8,3% en la Bolsa local tras el anuncio.
El príncipe Alwaleed bin Tatal, a través de Kingdom Holding, ha comprado una participación en el capital social de Twitter por valor de 300 millones de dólares (230 millones de euros). La compañía con sede en Riyadh se disparó un 8,3% en la Bolsa local tras el anuncio.



Según la agencia Bloomberg, la compra de algo más de un 3% de Twitter por parte de Alwaleed valora a la empresa en unos 8.000 millones de dólares



Alwaleed es considerado por la revista Arabian Business como el hombre más rico del mundo árabe, con una fortuna estimada en unos 21.000 millones de dólares. Tiene inversiones en Apple, News Corp, Time Warner y Citigroup, entre otros, en el mundo occidental.



Desde el pasado mes de octubre, la prensa había especulado con la posibilidad de que el príncipe árabe se hiciera con una participación en la red de mocroblogging con más de 100 millones de usuarios. La nota de prensa, que no especifica el porcentaje de la participación, señala que el acuerdo entre las dos partes se cerró tras meses de negociaciones.



“Nuestra inversión en Twitter reafirma nuestra capacidad de identificar oportunidades adecuadas para invertir en negocios prometedores con un alto crecimiento y un impacto global", afirma Bin Talal, sobrino del rey saudí.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.