americaeconomica.com

Decisiones antes de fin de año

viernes 04 de diciembre de 2009, 01:00h
El día 1 de enero es una jornada de buenos propósitos para la mayoría de la gente. Unos optan por prometer cambiar de vida, otros por apuntarse al gimnasio y otros por cambiar de trabajo. Por la última de estas opciones es por la que puede que tenga que optar el actual presidente del Banco Central de México, Guillermo Ortiz. El jefe del Gobierno de México, Felipe Calderón tendrá hasta el último día de 2009 para designar quién estará al frente del máximo ente bancario del país. Desde el PRD opositor, abogan por un cambio según han explicado a Américaeconómica.com.
El día 1 de enero es una jornada de buenos propósitos para la mayoría de la gente. Unos optan por prometer cambiar de vida, otros por apuntarse al gimnasio y otros por cambiar de trabajo. Por la última de estas opciones es por la que puede que tenga que optar el actual presidente del Banco Central de México, Guillermo Ortiz. El jefe del Gobierno de México, Felipe Calderón tendrá hasta el último día de 2009 para designar quién estará al frente del máximo ente bancario del país. Desde el PRD opositor, abogan por un cambio según han explicado a Américaeconómica.com.



Entre las opciones posibles se encuentra la reelección de quien actualmente ocupa el cargo, Guillermo Ortiz; pero las desavenencias que ha tenido con Calderón en los pasados meses no auguran que Ortiz continúe al frente del organismo.



Otro de los nombres que se barajan es el del secretario de Hacienda del Gobierno Mexicano, Agustín Carstens. Sin embargo, que un ex miembro del Ejecutivo presida una institución que debe ser independiente causa suspicacias entre los partidos de la oposición del país.



El coordinador del grupo parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, Alejandro Encina, ha explicado a Américaeconómica.com que la persona que sea designada como presidente del Banco Central debe garantizar una reorientación en la política económica del país.



Según el diputado, quien ocupe este sillón debe reorientar el modelo económico para conseguir solventar lo mejor posible la crisis y reactivar la economía mexicana.



Desde el PRD no han señalado posibles candidatos pero han argumentado que no sería bueno ni alguien cercano al presidente (refiriéndose a Carstens), ni alguien que lleva ya tanto tiempo (en alusión a Ortiz).



En el caso de Carstens, desde este partido de la oposición mencionan que no podría desempeñar un buen papel al frente del Banco Nacional de México ya que, en su cargo actual de secretario de Hacienda, ha sido el más cuestionado por la situación económica.



Según el coordinador del PRD, Cartens ha aumentado los niveles de desigualdad en el tiempo que lleva como secretario.



Alejandro Encina ha opinado que en la elección del presidente Calderón no debe influir la relación personal con los candidatos a regir el Banco Central. Cuestión que, según el diputado, es la tópica en las designaciones del presidente mexicano.

Preguntado por qué era lo más positivo que veía en la presidencia de Ortiz, Alejandro Encina ha destacado que, el por el momento presidente, ha conseguido autonomía en el manejo del Banco Central mexicano. Sin embargo, en lo negativo, el diputado del PRD ha señalado que con las decisiones de Ortiz llevaron a deteriorar la capacidad productiva del país.



Independientemente de lo que opine la oposición, como argumentos a favor de la continuidad de Guillermo Ortiz al frente de Banxico están que el funcionario, de 61 años, ha destacado entre los banqueros centrales de mercados emergentes por bajar la inflación del país y modernizar su política monetaria. De resultar reelegido presidiría la institución durante seis años más, a sumar a los 11 que ya lleva en el cargo.



Por su parte, el secretario de Hacienda, Agustín Castens, es conocido en el exterior por haber ocupado el cargo de subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI) entre el 2003 y el 2006. Carstens también ha sido director de Investigación Económica y jefe de Gabinete de la oficina del gobernador del banco central.



Pese a que la presidencia de Guillermo Ortiz finaliza el 31 de diciembre, desde el PRD han adelantado la fecha de la decisión al 15 de diciembre; momento en el que esperan que Felipe Calderón dé el nombre definitivo.

Este dato lo ha corroborado el PRI, partido que ha confirmado a Américaeconómica.com que la decisión debe ser presentada esta semana, para que después sea aprobada por el Senado mexicano.











¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios