americaeconomica.com

Zara, investigado en Brasil por "esclavitud laboral"

jueves 18 de agosto de 2011, 01:00h
Inditex se enfrenta a graves problemas legales en Brasil. El Ministerio de Trabajo de ese país investiga los talleres de Zara, cadena estrella de la empresa española, por el descubrimiento de quince casos de esclavitud laboral en dos de sus factorías de Sao Paulo. Estos talleres clandestinos, que Inditex posee en la ciudad brasileña y donde se fabricaba ropa para la empresa que suministra el 90% de ropa a Zara (AHA) han sido inspeccionados y se han liberado a 15 personas que trabajaban en condiciones de esclavitud. Cobraban menos de un euro por cada pieza terminada y su jornada laboral era de 16 horas al día.
Inditex se enfrenta a graves problemas legales en Brasil. El Ministerio de Trabajo de ese país investiga los talleres de Zara, cadena estrella de la empresa española, por el descubrimiento de quince casos de esclavitud laboral en dos de sus factorías de Sao Paulo. Estos talleres clandestinos, que Inditex posee en la ciudad brasileña y donde se fabricaba ropa para la empresa que suministra el 90% de ropa a Zara (AHA) han sido inspeccionados y se han liberado a 15 personas que trabajaban en condiciones de esclavitud. Cobraban menos de un euro por cada pieza terminada y su jornada laboral era de 16 horas al día.



Desde Inditex se asegura que sus responsables no conocían esta situación y se sostiene que “este hecho supone una grave infracción del código de conducta de fabricantes externos de la compañía, que el fabricante debía seguir por contrato”. Además, desde la empresa de Amancio Ortega ya han tomado medidas contra el proveedor, que ha “asumido la totalidad de las compensaciones económicas a los trabajadores que establece la ley brasileña y el código de conducta de Inditex”. La empresa española cuenta con alrededor de 300 talleres en el país, gestionados por subcontratas que le proporcionan el 1% de su producción total mundial.



Los trabajadores eran reclutados en sus países de origen (Bolivia y Perú, en este caso) y se les prometía un buen nivel de vida en Brasil. Sin embargo, tras llegar al gigante sudamericano se les obligaba a trabajar en maratonianas jornadas de 16 horas por un salario muy inferior al que marca la legislación brasileña. Además, debían pagar con su trabajo los gastos de transporte y manutención por el viaje a Brasil. Inditex se ha defendido al afirmar que la estructura de la empresa hace difícil que se puedan controlar las acciones de sus colaboradores.



Mediante un comunicado, la dueña de Zara asegura también que corregirá las condiciones laborales de la subcontrata para que está al mismo nivel que las instalaciones auditadas y aprobadas por los inspectores del grupo Inditex. El Ministerio de Trabajo brasileño, que ha abierto una investigación para tratar a fondo esta infracción, contradice la versión de la gigante textil, pues constatan, según manifestaciones que cita la agencia alemana DPA, que “la empresa AHA funciona como una extensión lógica de su cliente principal en el país, Zara Brasil Limitada. La empresa es responsable de los trabajadores que producen para ella”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.