americaeconomica.com

Dilma Rousseff aprueba un ambicioso plan de incentivo a la industria

Dilma Rousseff aprueba un ambicioso plan de incentivo a la industria
martes 02 de agosto de 2011, 01:00h
El Gobierno de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha hecho público hoy un plan netamente liberal de incentivos a la industria nacional. Además de incluir un recorte de 16.000 millones de dólares en exenciones impositivas, el ejecutivo ha reflejado, en el mismo, la decisión de adquirir productos fabricados en el país que cumplan con las normas y requerimientos internos dentro de las áreas de la salud, defensa, textiles, calzado y tecnologías de la información.
El Gobierno de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, ha hecho público hoy un plan netamente liberal de incentivos a la industria nacional. Además de incluir un recorte de 16.000 millones de dólares en exenciones impositivas, el ejecutivo ha reflejado, en el mismo, la decisión de adquirir productos fabricados en el país que cumplan con las normas y requerimientos internos dentro de las áreas de la salud, defensa, textiles, calzado y tecnologías de la información.



Entre las medidas a destacar se encuentra la rebaja en los ingresos del Estado que devendrán de la retirada de ciertos impuestos a la industria por valor de 16.000 millones de dólares. En este sentido, las nóminas de los trabajadores quedan exentas de pagar el impuesto habitual hasta el 2012 para las industrias intensivas en mano de obra (software, muebles, calzado y textiles). Segú la agencia Reuters, también se amplía 12 meses una exención tributaria sobre bienes de capital, materiales de construcción, camiones y vehículos comerciales ligeros.



A su vez, el Gobierno brasileño procederá a la devolución inmediata de impuestos sobre la compra de bienes de capital. Se trata de un avance, ya que hasta ahora los beneficiados debían esperar un año para recibir su dinero.



En cuanto a los créditos para incentivar la producción, el gabinete de Rousseff ha procedido a la renovación hasta diciembre de 2012 de líneas de crédito de bajo costo por parte del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) para investigación y desarrollo, adquisición de maquinaria, exportaciones, camiones y equipamiento agrícola. Cuenta con unos fondos disponibles de 75.000 millones de reales (48.000 millones de dólares).



A su vez, ha renovado hasta diciembre del 2012 de créditos del Gobierno para financiar capital de trabajo de pequeñas y medianas empresas. El BNDES aumentará los fondos totales para este propósito desde 3.400 millones de reales a 10.400 millones de reales. Los préstamos tendrán una tasa de interés de entre un 10 y un 13% y tendrán vencimientos de entre 24 y 36 meses.



Pero, además de incentivar la industria nacional, el Gobierno brasileño ha demostrado, con las medidas presentadas, su preocupación por la avalancha de importaciones que está sufriendo el país. En este sentido, tal vez con la intención de frenar a China, Brasil ampliará el control de calidad de los bienes importados. Los juguetes, el calzado y los aparatos electrónicos baratos, de fabricación principalmente china, están dañando las nacientes industrias brasileñas en algunos de estos sectores.



Para aquellas empresas que se lancen a la aventura de la exportación, el gabinete Rousseff ha establecido recortes impositivos más amplios y rápidos, así como devoluciones de impuestos. Se compromete además a establecer mecanismos para realizar análisis más rápidos de disputas comerciales y a adoptar medidas antimonopolio y otras represalias de una manera más rápida.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.