americaeconomica.com

Expectación entre los empresarios españoles por las licitaciones del AVE de Lula

lunes 23 de noviembre de 2009, 01:00h
Una delegación brasileña encabezada por el superintendente de la Agencia de Transportes, Noboru Ofugi, ha visitado Madrid para reunirse con empresarios y hablar sobre la situación del Tren de Alta Velocidad impulsado por Lula, según han confirmado a Américaeconómica.com fuentes de la Cámara de Comercio de Madrid. Cara al Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016 Brasil está creando muchos proyectos para modernizarse y dar una buena imagen al mundo. Algunos de ellos constituyen una oportunidad de negocio para muchas firmas españolas.
Una delegación brasileña encabezada por el superintendente de la Agencia de Transportes, Noboru Ofugi, ha visitado Madrid para reunirse con empresarios y hablar sobre la situación del Tren de Alta Velocidad impulsado por Lula, según han confirmado a Américaeconómica.com fuentes de la Cámara de Comercio de Madrid. Cara al Mundial de Fútbol de 2014 y los Juegos Olímpicos de 2016 Brasil está creando muchos proyectos para modernizarse y dar una buena imagen al mundo. Algunos de ellos constituyen una oportunidad de negocio para muchas firmas españolas.



En el encuentro se han dado a conocer las oportunidades que el sector de las infraestructuras de transporte terrestre puede aportar a las entidades españolas. Entre ellas hay grandes expectativas puestas en el proyecto del que será el primer tren de alta velocidad de América Latina.



Desde Brasil conciben el TAV como el elemento necesario para transformar el sistema de transportes del país y confían en que esté terminado para el 2014, año en el que serán sede del Mundial de Fútbol.



Las obras comenzarán en junio de 2010 y cuentan con un presupuesto de 34.600 millones de reales (unos 18.542 millones de dólares). Serán financiadas en un 60% por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

Un 10% adicional de los aportes de la obra por parte del Gobierno será a través de un crédito del estadounidense Eximbank.

El dinero restante, equivalente al 30%, será con inversiones propias de la empresa creada para administrar el proyecto y por la iniciativa privada.



Entre los grupos que se disputan la realización del proyecto hay de Japón, Alemania, Francia, Corea del Sur y dos de España. La concesión pública de la operación tendrá una duración de cuarenta años y la creación de empleo prevé 12.000 puestos de trabajo en las obras y 30.000 cuando el tren entre en funcionamiento.



La empresa que finalmente consiga la concesión, mediante subasta pública,construirá un tramo de más de 500 kilómetros de línea férrea y ocho estaciones. Además de integrar las tres regiones metropolitanas, el TAV conectará los dos principales aeropuertos internacionales de Brasil: Guarulhos y Tom Jobin, además de Viracopos.



El superintendente de la Agencia de Transportes, Noboru Ofugi, aprovechó además la visita a Madrid para hablar sobre el plan gubernamental de líneas

ferroviarias de vía ancha que recorrerán el territorio brasileño de norte a sur y de este a oeste, además de planes de infraestructura de carretera,

como los 2.000 kilómetros que comenzaría a construirse el próximo semestre en el estado central de Minas Gerais.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.