americaeconomica.com

Raúl Castro se adelanta a Merkel al ligar salarios con productividad

martes 10 de mayo de 2011, 01:00h
La idea sugerida por la canciller alemana, Angela Merkel, de ligar los salarios que perciben los trabajadores a la productividad que demuestran dentro de su empresa, es un debate que ha hecho correr ríos de tinta en los tabloides europeos sin que se alcanzara ningún acuerdo. Sin embargo, las cosas se resuelven de otra manera en Cuba. El documento de “Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución”, que se puso en venta ayer, lo explica claramente. Los sueldos de los trabajadores de las empresas públicas, irán ligados a los resultados que estas obtengan. Habrá que ver si se cumple.
La idea sugerida por la canciller alemana, Angela Merkel, de ligar los salarios que perciben los trabajadores a la productividad que demuestran dentro de su empresa, es un debate que ha hecho correr ríos de tinta en los tabloides europeos sin que se alcanzara ningún acuerdo. Sin embargo, las cosas se resuelven de otra manera en Cuba. El documento de “Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución”, que se puso en venta ayer, lo explica claramente. Los sueldos de los trabajadores de las empresas públicas, irán ligados a los resultados que estas obtengan. Habrá que ver si se cumple.



El documento ha generado las dudas habituales. Hay quien considera que las promesas que integra, la mayoría de ellas pendientes de estudio, se quedarán en eso. Sin embargo, lo cierto es que algunos lineamientos, como se denominan a las resoluciones, parecen sacados del manual del mejor neoliberal. La propuesta 19, que incluye la vinculación entre el salario y la productividad, es una de ellas.



Según lo que establece, tal y como ha quedado plasmado después de ser modificado por las propuestas recibidas, “los ingresos de los trabajadores y sus jefes en las empresas estatales y las formas de gestión no estatal estarán vinculados a los resultados que se obtengan”. El resultado final, que incluye a jefes y a la gestión no estatal, no es más que un acercamiento de difícil aplicación, una declaración de intenciones en si mismo.



Por el contrario, como ocurre en todo el documento y dando, en parte, la razón a aquellos que dudan de su verdadera intención, la resolución no establece el modo en que van a aplicarse los cambios. Todo haría indicar que los largos debates que ya se han dado en Europa, van a repetirse en Cuba. Sin embargo, parece que es otro intento más por sembrar de migas un parque al que mañana regresarán las palomas.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de America Economica

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.