Edición testing
16 de diciembre de 2019, 5:48:28
NOTICIA


Las empresas internacionales, expectantes ante la reaparición de Duhalde en la política argentina

Por A.E.

Las empresas internacionales con intereses en Argentina asisten atónitas al renacimiento de una rivalidad política histórica. Eduardo Duhalde, el mayor enemigo político de Cristina Fernández y de su marido, ha reconocido que estudia presentarse como candidato a las presidenciales de 2011. Un movimiento que podría acelerar los planes del matrimonio presidencial para controlar los sectores estratégicos del país, participados por empresas extranjeras.


Las empresas internacionales con intereses en Argentina asisten atónitas al renacimiento de una rivalidad política histórica. Eduardo Duhalde, el mayor enemigo político de Cristina Fernández y de su marido, ha reconocido que estudia presentarse como candidato a las presidenciales de 2011.



La amenaza que para el matrimonio presidencial podría suponer Duhalde podría provocar que los Kirchner aceleren su ofensiva por controlar los sectores estratégicos del país. El objetivo final sería hacerse con el control de Telecom Argentina (el segundo operador fijo del país y gran rival de Telefónica Argentina).



Ahora, con cuatro años de retraso han aprovechado la presencia indirecta de Telefónica en Telecom Argentina (a través de la participación del grupo español en Telecom Italia), para obligar al grupo italiano, a través del ente de defensa de la Competencia, a vender su paquete, el 50% del capital de la operadora. El comprador sería alguno de los ‘empresarios K’, grupos cercanos a los Kirchner como Eduardo Eurnekian y Ernesto Gutiérrez.



Según han asegurado algunos medios locales como ‘La Nación’, el Estado argentino también estudia la posibilidad de adquirir acciones en YPF. La petrolera española quiere reducir su participación en su filial y han fichado al banco estadounidense Goldman Sachs para la operación.



Duhalde, quien había anunciado tres años atrás su alejamiento de la política, afirmó que se abocará a reorganizar el Partido Justicialista (PJ, peronista), para dar batalla en las presidenciales de 2011 con una línea interna opositora al kirchnerismo, que conduce el partido.
America Economica.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  americaeconomica.com