Edición testing
18 de octubre de 2019, 17:54:57
OPINIÓN

Ciencia y razón


Crisis sobre crisis

Por Alberto Miguel Arruti

La crisis que ha afectado al mundo entero y cuyas causas son todavía discutibles y sobre las que los expertos no se han puesto de acuerdo, adquiere un especial dramatismo cuando se refiere a España. Pero, en realidad, aquí coexisten dos crisis totalmente diferenciadas. Una que nada tiene que ver con la crisis general y que es la crisis de la construcción. Con independencia de la otra, esta crisis, según los expertos, se hubiera producido de idéntica forma. El Colegio Libre de Eméritos, en unión con el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos ha hecho un profundo estudio sobre la crisis de la construcción en España. Es hora de recordar que el Colegio Libre de Eméritos, desde 1986, ha constituido una aventura intelectual, realizada dentro de un equipo o, al menos, apoyada en un diálogo, “en el que las iniciativas se discuten y complementan a lo largo de la marcha en la que se exploran conjuntamente las dificultades antes de enfrentarse a los retos”, ha escrito el presidente de honor de la institución, José Ángel Sánchez Asiaín.


La crisis que ha afectado al mundo entero y cuyas causas son todavía discutibles y sobre las que los expertos no se han puesto de acuerdo, adquiere un especial dramatismo cuando se refiere a España. Pero, en realidad, aquí coexisten dos crisis totalmente diferenciadas. Una que nada tiene que ver con la crisis general y que es la crisis de la construcción. Con independencia de la otra, esta crisis, según los expertos, se hubiera producido de idéntica forma. El Colegio Libre de Eméritos, en unión con el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos ha hecho un profundo estudio sobre la crisis de la construcción en España. Es hora de recordar que el Colegio Libre de Eméritos, desde 1986, ha constituido una aventura intelectual, realizada dentro de un equipo o, al menos, apoyada en un diálogo, “en el que las iniciativas se discuten y complementan a lo largo de la marcha en la que se exploran conjuntamente las dificultades antes de enfrentarse a los retos”, ha escrito el presidente de honor de la institución, José Ángel Sánchez Asiaín.



Fruto de una serie de trabajos y estudios sobre la crisis en la construcción ha sido un libro titulado “El sector de la construcción en España: análisis, perspectivas y propuestas”, que recoge una serie de trabajos relacionados con este tema general bajo la dirección del profesor Juan Ramón Cuadrado-Roura.



Se comienza destacando que la crisis en el sector de la construcción ha significado una importante pérdida de puestos de trabajo, tanto en el propio sector, con cifras próximas al millón de desocupados, como en los más directamente vinculados al mismo. El estudio pone también de relieve los efectos que la crisis ha significado en la destrucción del tejido empresarial, con una desaparición de empresas que se cifra en no menos de 170,000, particularmente ‘pymes’ y autónomos. En el caso de la vivienda, el estudio profundiza en las dificultades financieras que estuvieron en la génesis de la caída del sector inmobiliario. Los desequilibrios demanda-oferta han dado lugar a un elevado conjunto de viviendas sin vender, que se sitúa alrededor de un millón, si bien esta cifra puede resultar falsa, ya que incluye no sólo las viviendas destinadas a primera residencia sino las segundas viviendas, que en muchos casos se construyeron en zonas cuya demanda se reactivará con dificultad. Por otra parte, los efectos de la crisis en el subsector de obra civil no han sido tan graves, porque la obra civil ha mantenido un nivel comparablemente alto y, además, porque muchos de los grupos empresariales, que trabajan en este ámbito, se habían proyectado ya hacia el exterior. Se dedica un capítulo al papel que ha cumplido la deducción fiscal para la adquisición de una vivienda. Por su parte, el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012, es también objeto de un detallado análisis.



Se insiste en el hecho de que la rehabilitación en el sector de la construcción no es lo mismo que en otro sector cualquiera, porque la construcción tiene una incidencia enorme en la economía nacional en su conjunto. La construcción no puede ser sustituida, sobre todo en España, por otro sector económico, por importante que este pueda ser. Así, como reflexión final se afirma tajantemente que “la imperiosa necesidad de controlar y reducir el déficit público, con los imprescindibles recortes presupuestarios, no debe hacer olvidar el papel de las inversiones en las obras e infraestructuras públicas para garantizar el desarrollo económico. La paralización de estas inversiones no puede, en consecuencia, plantearse como remedio al exceso de gasto público”.
America Economica.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  americaeconomica.com