Edición testing
26 de febrero de 2020, 7:20:12
ECONOMÍA

Salarios


Venezuela / Guaidó dice que el salario mínimo podría subir "en el corto plazo" a los 120 dólares con su 'Plan País'

Guaidó presentó su 'Plan País' en enero de 2019 con el objetivo declarado de "recuperar el Estado venezolano".

Por A.E.

El presidente autoproclamado de Venezuela, Juan Guaidó, ha asegurado este miércoles que el salario mínimo podría ser elevado "en el corto plazo" a los 120 dólares (cerca de 108 euros), en caso de que se ponga en marcha su 'Plan País'.


"Podemos llevar el salario a 120 dólares en corto plazo. No sería suficiente. Han pedido entre 500 y 600, pero sabemos que tarda un tiempo. En el corto plazo se puede llevar a 120 (dólares) ejecutando el 'Plan País'. Ya no es sólo un sueño", ha dicho.

Guaidó presentó su 'Plan País' en enero de 2019 con el objetivo declarado de "recuperar el Estado venezolano", dando prioridad a atender la crisis humanitaria, estabilizar la economía y restaurar los servicios públicos.

Así, ha manifestado que "el objetivo es recuperar Venezuela", antes de desvelar que ha contactado con las autoridades de Estados Unidos, Alemania y Japón "para atender la emergencia humanitaria en materia eléctrica".

"Mientras nuestros maestros siguen sin un salario digno, nuestros hijos no consiguen comida en los comedores electorales, nuestra gente no se pueda expresar abiertamente, será más la tarea pendiente", ha argumentado.

Guaidó ha hecho además hincapié en la necesidad de "proteger" los activos venezolano para que el Gobierno del presidente, Nicolás Maduro, "no los siga robando".

"Deben estar al servicio de los zulianos, de los andinos, de los orientales, de los llaneros, de los venezolanos. No para que unos pocos se hagan de él", ha señalado.

Asimismo, ha dicho que la oposición "no va a caer en el chantaje de la dictadura" en lo relativo a la ayuda humanitaria. "Está muy claramente expresado quién desangró a Venezuela", ha apuntado, en una crítica al Ejecutivo.

"Aquí está claramente expresado, en diputadas y diputados que no vendieron sus conciencias. Aquí está representada la moral, la dignidad de toda Venezuela, que se mantiene digna y firme", ha zanjado.

Las palabras de Guaidó han tenido lugar durante un acto desde el Anfiteatro El Hatillo, horas después de que la oposición denunciara que los diputados que estaban intentando llegar a la Asamblea Nacional para asistir a la sesión diaria han sido atacados por hombres armados afines al Gobierno de Maduro.

Según el portal de noticias Efecto Cocuyo, agentes de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) se han desplegado en los alrededores del Palacio Legislativo, en Caracas, desde primera hora.

A lo largo de la mañana, las fuerzas de seguridad y "grupos paramilitares armados" han terminado cercando una vez más el Palacio Legislativo para impedir que la Asamblea Nacional dirigida por Guaidó se reuniera.

"El régimen vuelve a militarizar el Palacio Legislativo para impedir sesión de la Asamblea Nacional junto a los maestros venezolanos", ha denunciado en Twitter el Centro de Comunicación Nacional, que ejerce de oficina de prensa de Guaidó. "Sigue el secuestro militar", ha lamentado.

En concreto, ha denunciado "la presencia de grupos paramilitares armados del régimen usurpador en los alrededores del Palacio Legislativo, evidenciando una vez más de dónde viene la violencia".

Guaidó ha reaccionado vía Twitter indicando que estos movimientos en torno al Parlamento demuestran que el Gobierno de Nicolás Maduro es "una dictadura que secuestró el Palacio Legislativo".

Así las cosas, la comitiva opositora, se ha detenido y Guaidó ha anunciado que la sesión parlamentaria se celebraría en El Hatillo. La Asamblea Nacional ha recordado que, "de acuerdo con el artículo 27.3 del Reglamento de Interior y Debate, el presidente del Parlamento tiene la facultad 'decidir sesionar en sitios diferentes al hemiciclo'".

CRISIS INSTITUCIONAL

La Asamblea Nacional volvió a convertirse en el escenario de la crisis política que sufre Venezuela el pasado 5 de enero, cuando las fuerzas de seguridad cercaron el Parlamento para impedir que Guaidó y sus diputados entraran para participar en la votación en la que se eligió a la nueva cúpula del Congreso.

Guaidó fue ratificado en una votación celebrada en la redacción del diario venezolano 'El Nacional', por 100 votos, 16 más de los necesarios, mientras que Luis Parra fue elegido para el mismo cargo por 'chavistas' y la oposición minoritaria en el Palacio Legislativo.

Desde entonces, ambos se reivindican como presidentes de la Asamblea Nacional. En el caso de Guaidó reviste mayor importancia porque este puesto le da la legitimidad constitucional para mantenerse como "presidente encargado" de Venezuela.

En estos diez días ya se han vivido forcejeos en los accesos al Palacio Legislativo entre fuerzas de seguridad y la oposición de Guaidó. El mandatario interino había convocado para este miércoles una nueva sesión con motivo del Día del Maestro.

Por su parte, el 'número dos' del gobernante PSUV y presidente de la Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello, anunció el martes que la Asamblea Nacional dirigida por Parra sesionará "todos los días" en respuesta a la "urgencia parlamentaria" declarada por Maduro.

"Mañana (miércoles) vamos a hacer una sesión especial en reconocimiento a los educadores de Venezuela, quienes han entregado su vida a esa noble labor", avanzó Cabello desde la Asamblea Constituyente.

Maduro, que el martes rindió cuentas ante la Asamblea Constituyente, ha planteado otro diálogo para "canalizar pacíficamente la división que surgió en la oposición, conflicto que amenaza con anular total y definitivamente a esa Asamblea Nacional".

America Economica.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  americaeconomica.com