Edición testing
15 de noviembre de 2019, 22:09:04
MERCADOS Y FINANZAS

Renta fija


Alerta: La deuda mundial triplica el PIB

Un informe del IIF muestra que la deuda empresarial en EEUU supone un 73% del PIB, cerca de los picos anteriores al estallido de la crisis financiera.

Por Luis Suárez

La deuda mundial siguió creciendo durante el pasado 2018, pero lo hizo en menor cuantía que en ejercicios anteriores. Así lo muestra un reciente informe del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF por sus siglas en inglés), de acuerdo al cual el aumento fue de 3,3 billones de dólares –sí, con doce ceros- en el ejercicio, lejos de los 21 billones del año anterior.


En concreto, el poderoso lobby bancario internacional calcula que la deuda mundial cerró el año pasado en una cifra de 243,2 billones de dólares, frente a los 239,9 billones del cierre de 2017, si bien supone un retroceso desde el máximo nominal que se alcanzó en el primer trimestre, y que fue de 248 billones. Si se compara esa cifra con el producto interior bruto (PIB) mundial, no hubo apenas variación en la ratio, situándose en el entorno del 317%. No obstante, el IIF avisa de que “sigue siendo muy alta según los estándares históricos”, de acuerdo con el informe, que recoge Reuters.

Entre los mercados desarrollados o maduros, la deuda creció un 2,2%, pero la relación con el PIB se mantuvo sin cambios en el entorno del 390%. Sin embargo, esta foto panorámica no muestra los aumentos en las ratios de Japón, Francia y Australia, o las caídas que se registraron en Irlanda, Países Bajos y Portugal.

La institución que preside el alemán Axel Weber pone el acento en EEUU, donde la deuda registró su mayor aumento desde 2007, justo en la antesala de la crisis financiera. No obstante, el fuerte crecimiento que registró la mayor economía del mundo en ese período hizo que la ratio deuda / PIB se situase en su nivel más bajo desde 2005: una cifra más que considerable del 326%. El IIF destaca además en el caso de EEUU que la deuda corporativa no financiera se sitúa en el 73% del PIB, cerca de su pico anterior a la crisis.

Los países emergentes están considerablemente menos endeudados que los desarrollados, y su endeudamiento creció además a su ritmo más lento desde 2001. Sumaron un billón de euros, un 25% por debajo del aumento medio de los cinco años anteriores. La relación deuda / PIB en las economías emergentes se mantuvo estable en el 212%.

La deuda soberana de los emergentes se elevó además a un récord del 49,7% del PIB, con las mayores ratios en Asia y América Latina. Sólo durante este año vencerán en estos países deuda por valor de 1,7 billones de dólares, la mayor cantidad en la década que termina en 2023. “Los altos niveles de gasto en intereses de la deuda pública amenazan la asignación productiva de los recursos públicos”, avisa el lobby bancario, que pone el foco en Brasil, Líbano y Egipto.

America Economica.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  americaeconomica.com