Edición testing
20 de octubre de 2019, 18:54:08
ECONOMÍA

Deuda


La nueva ingeniería financiera encuentra recovecos para escapar de las autoridades

La normativa que ha puesto en marcha Japón para intentar poner coto a este mercado no será tan restrictiva finalmente como se pensaba.

Por Luis Suárez

Los gestores estadounidenses de ‘Collateralized Loan Obligation’(CLO), la nueva ingeniería financiera que recuerda cada vez más a prácticas del pasado, pueden respirar tranquilos. La nueva normativa que ha puesto en marcha Japón para intentar poner coto a este mercado no será tan restrictiva finalmente como se pensaba, sino que incluye algunas excepciones similares a las que ya hay en EEUU.


La regla de ‘retención de riesgo’ publicada por la Agencia Japonesa de Servicios Financieros (JFSA) aprobada el 15 de marzo tiene una excepción para los CLO estadounidenses, de acuerdo con una información de Asset Securitization Report; en concreto, se aplicará únicamente a los CLO respaldados por préstamos ampliamente sindicados adquiridos en el mercado abierto. A este respecto, es similar a la exención de que gozan actualmente en EEUU estas titulizaciones.

Eso sí, a diferencia de lo que ocurre en EEUU, donde a los bancos simplemente se les prohíbe tener intereses de propiedad en CLO que no cumplan con la retención de riesgo, a los bancos japoneses se les exige que guarden más capital para estas titulizaciones. En concreto, a aquellos productos titulizados que no cumplan con este estándar se les asignará una triple ponderación de riesgo en el cálculo del coeficiente de solvencia de la institución financiera. Esto fue motivo de gran preocupación cuando se anunció por primera vez la norma en diciembre, ya que los bancos japoneses son grandes compradores de los CLO estadounidenses con calificación ‘AAA’.

Con el fin de evitar que se desencadene una mayor ponderación de riesgo para los CLO cuyos gestores no retengan el 5% del riesgo económico en sus operaciones, los bancos japoneses deben asegurarse de que estas operaciones no estén “formadas de forma inadecuada”. La normativa se aplicará a las operaciones realizadas a partir del 31 de marzo. Las titulizaciones emitidas antes de esa fecha tienen derechos adquiridos.

Para Wells Fargo, la normativa final es “en gran medida positiva” para los gerentes de CLO. En un informe publicado el viernes, los analistas del banco estadounidense explican que, sin esta excepción, los CLO de EEUU habrían tenido que cambiar su estrategia una vez más, después de que hace poco más de un año, un tribunal federal de apelaciones de EEUU dictaminase que la retención de riesgos no se aplicaba a las titulizaciones de mercado abierto. Sin embargo, el analista David Preston también advierte en el informe de que “las instituciones financieras japonesas aumentarán sus ‘due diligences’ en las transacciones de CLO, lo que conducirá a más papeleo para los gerentes de EEUU”.

Wells Fargo estima que los bancos japoneses poseen entre el 20% y el 25% de los tramos en circulación de los CLO estadounidenses ‘AAA’.

America Economica.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  americaeconomica.com