Edición testing
25 de agosto de 2019, 17:34:21
REPORTAJE

El candidato opositor a la vicepresidencia de Guatemala, acusado de pertenecer a una trama de lavado de dinero


Nuevo escándalo político

Por Americaeconomica.com

La Comisión Internacional Contra la Impunidad, organismo adscrito a Naciones Unidas, ha denunciado a Edgar Barquín, del partido Líder y candidato a opositor a la vicepresidencia de Guatemala, de asociación ilícita y tráfico de influencias, por lo que solicitará un antejuicio para retirarle la inmunidad.


La Comisión Internacional Contra la Impunidad (Cicig), organismo adscrito a Naciones Unidas, ha denunciado a Edgar Barquín, del partido Líder y candidato a opositor a la vicepresidencia de Guatemala, de asociación ilícita y tráfico de influencias, por lo que solicitará un antejuicio para retirarle la inmunidad.



Después de descubrirse la trama de corrupción en el seno del partido gobernante (Partido Patriota) que se ha saldado con la salida de la vicepresidenta Roxana Baldetti o las investigaciones al propio presidente Otto Pérez Molina, se da el primer escándalo de este tipo en Líder.



El expresidente del Banco Central de Guatemala y otros dos diputados, según los investigadores, podrían ser parte de una red liderada por parte de una red liderado por el empresario Francisco Morales Guerra, más conocido como ‘Chico Dólar’, que mandaba millones de dólares a países como China, EEUU, Colombia o España mediante empresas fantasma.



Iván Velázquez, comisionado de la Cicig, ha asegurado que el que fuera presidente del banco central del país entre 2010 y 2014 consiguió “asesoramiento para Morales Guerra y dispuso de personal de la institución para ayudarlo. Además ordenó que no lo investigara”.



Según América Economía, las autoridades, que cuentan con diversas grabaciones, han detenido a Morales Guerra y otras diez personas más, presuntamente, implicadas en el caso.



Esta acusación podría dañar también la candidatura del empresario conservador Manuel Baldizón, que, al parecer, se habría beneficiado por los escándalos que salpicaron la confianza del presidente Otto Pérez Molina y que han llevado a la cárcel a varias personas, como por ejemplo, el actual jefe del Banco Central.



Por su parte, Edgard Barquín se ha defendido alegando que es víctima de un ataque político y nunca había participado en ella. “Demostraré que no he cometido ningún delito y seguiré en la campaña con la frente en alto”, se ha defendido.



La opositora izquierdista Sandra Torres, segunda en los sondeos, también podría verse implicada en el escándalo, luego de que los investigadores dijeran que al menos dos millones de dólares financiaron ilegalmente al extinto partido Gran Alianza Nacional (Gana), del que ella fue candidata en el 2011.

America Economica.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  americaeconomica.com