Edición testing
28 de febrero de 2020, 7:06:05
REPORTAJE

Los expertos aseguran que sin una reforma del INDEC será imposible que Argentina llegue a un acuerdo con el FMI


Los Kirchner contra las cuerdas

Por Americaeconomica.com

¿Otro problema para los kirchners? Los bancos de inversión han presentado sus estimaciones para el 2010 sobre la economía de Argentina. En estos textos se asegura que sin una reforma en el Instituto Nacional de Estadísticas (INDEC) será muy improbable que el país logre normalizar sus relaciones con el Fondo Monetario Internacional.


¿Otro problema para los kirchners? Los bancos de inversión han presentado sus estimaciones para el 2010 sobre la economía de Argentina. En estos textos se asegura que sin una reforma en el Instituto Nacional de Estadísticas (INDEC) será muy improbable que el país logre normalizar sus relaciones con el Fondo Monetario Internacional.



La oposición del país ya ha anunciado a Americaeconomica.com que quieren acabar con la mala fama y la desconfianza de la institución. Desde que los Kirchner perdieron la mayoría en el Congreso esta posibilidad puede ser cada vez más viable.



Fuentes oficiales del partido de la oposición de Argentina Coalición Cívica han asegurado a este diario que buscan puntos de consenso con los otros opositores para lograr derrocar a los Kirchner. Y uno de los puntos en los que todos parecen estar de acuerdo es en la propuesta de arrebatarle al Ministerio de Economía argentino el poder de decisión sobre el INDEC e intentar que se convierta en un órgano independiente.



Lo que es cierto es que el tan polémico instituto va a traer cola a los Kirchner y según aseguran algunos observadores no hay atisbos de que el Gobierno de Argentina vaya a poner fácil las cosas para poder buscar una solución que convenza a las autoridades del FMI.



Desde Royal Bank of Scotland (RBS), que calculan una inflación en torno al 20% para el año próximo, han realizado un trabajo, que han titulado “Don’t cry for me, Indec” (No llores por mí, Indec), han afirmado que las estadísticas seguirán siendo “manipuladas”, lo que consideran que “no es noticia”.



Los economistas de RBS han aplaudido los movimientos del Congreso para legislar una reforma significativa en el organismo estadístico pero han indicado que mantienen el escepticismo. Además, han afirmado que después del último dato de inflación publicado en Argentina, los mercados subieron bajo la idea de que las autoridades están trabajando para mejorar la estadística del Indec.



También han asegurado que creen que es posible ver que los datos oficiales sean “algo más precisos” mientras se reabre el canje de deuda para potenciar el mejor humor de los inversores. Mientras, la inflación en Argentina está subiendo, en paralelo con la recuperación de la economía.



Además, los bancos extranjeros han asegurado que la economía del país retrocederá entre un 3% y 4% el próximo año. Aunque han indicado que descartan cualquier escenario de default, creen que el aumento de precios volverá a ser un gran quebradero de cabeza para Argentina.



Credit Suisse ha estimado una inflación de entre un 12% y 14% y han señalado varios factores que pueden hacer repuntar a la inflación en los próximos trimestres, como un incremento de la demanda interna, la política fiscal expansiva y una monetaria.



Los economistas de Barclays Capital, una de las tres entidades que asesoran al Gobierno en el canje de deuda, han titulado como ”balance negativo” el tema de la inflación. Desde Barclays han afirmado que más allá del moderado ritmo de crecimiento que esperan para el 2010, que lo calculan en un 3,5%, pronostican que el IPC crecerá al 16,5% para finales del 2010 desde el 13,8% que se encuentra en la actualidad.



Más allá del eterno mal estado de la inflación de Argentina que reina desde hace años, los bancos de Wall Street son relativamente optimistas con la marcha de la economía para el año próximo.



Credit Suisse, por ejemplo, pronostica un crecimiento de la actividad económica del 4%. Mientras para los economistas de Barclays la preocupación es otra, y es que de cara a las elecciones presidenciales del 2011, la pelea política se va a intensificar y mientras que Néstor Kirchner intente volver a ser candidato la economía del país va a pasar a un segundo plano.



America Economica.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  americaeconomica.com