Edición testing
18 de septiembre de 2019, 2:58:37
REPORTAJE

La violencia se erige como el principal desafío para los nuevos gobiernos de ambos países


Centroamérica pendiente de las elecciones en Guatemala y Nicaragua

Por Americaeconomica.com

El crimen organizado y el narcotráfico mantienen en vilo a Centroamérica, y en Nicaragua y Guatemala se sienten especialmente. Las elecciones presidenciales en ambos países este fin de semana se plantean como una nueva oportunidad para imponer medidas más drásticas para acabar con ambos problemas.


El crimen organizado y el narcotráfico mantienen en vilo a Centroamérica, y en Nicaragua y Guatemala se sienten especialmente. Las elecciones presidenciales en ambos países este fin de semana se plantean como una nueva oportunidad para imponer medidas más drásticas para acabar con ambos problemas.



Centroamérica es una da las regiones más peligrosas para vivir según informe de la ONU, sólo superada por África. El índice de muertes violentas es de 15,6 por cada 100.000 habitantes en la región. Guatemala supera con creces esta cifra situándose en 52, mientras que en Nicaragua sólo llegan a 13, aunque esta cifra va en aumento.



El tema de la seguridad ha estado ausente en al campaña electoral de Nicaragua, y a pesar de que para los nicaragüenses no es una de sus principales preocupaciones, según las autoridades policiales del país hay una percepción de aumento en la criminalidad.



Las elecciones presidenciales no prevén ningún cambio en el país. Daniel Ortega, del Frente de Liberación Sandinista y actual presidente, se perfila como claro ganador de las elecciones con un 48% de intención de votos, a pesar de que su candidatura es ilegal, ya que la Constitución no permite su reelección. Sin embargo, ha conseguido salirse con la suya. Los magistrados oficialistas de la Corte Suprema de Justicia han aprobado una declaración que hace inaplicable el artículo que impedía su reelección y limitaba a dos el número de mandatos.



Su principal opositor es el empresario Fabio Gadea, con un 30% de la alianza del Partido Liberal Independiente (PLI) y en tercer lugar se posiciona Arnoldo Alemán con un 11%.



Ortega sostiene su apoyo en tres pilares: el control de las instituciones, el apoyo económico de Hugo Chávez, que ha desembolsado 1.600 millones de dólares desde que Ortega está en el poder, y los apoyos conseguidos entre sectores antiguamente antisandinistas.



Sin embargo, en Guatemala la situación es bien diferente, ya que se esperan cambios importantes, principalmente porque el actual presidente Álvaro Colom no puede ser reelegido.



Este fin de semana tiene lugar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, en donde Otto Pérez Molina y Manuel Baldizón son los dos candidatos. El primero aventaja al segundo en casi once puntos.



Ambos dirigentes han realizado una campaña bastante penosa, atacándose mutuamente y sin ofrecer muchas propuestas. El fuerte de Pérez Molina, militar retirado, es su promesa de acabar o de reducir la inseguridad, que es el principal problema de los guatemaltecos.



Por su parte, Baldizón se ha mostrado como un líder con carisma y con capacidad de iniciativa. Pero también ha prometido crear una Guardia Nacional como fuerza élite "confiable", además de impulsar una reforma carcelaria para que los reclusos con trabajo paguen sus alimentos.
America Economica.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  americaeconomica.com