Edición testing
26 de septiembre de 2020, 10:22:00
REPORTAJE

Decepción en la Cumbre Iberoamericana por la ausencia de Chávez


Estoril y la pipa de la paz

Por A. Herreruela

La decepción por las numerosas ausencias presidenciales a la XIX Cumbre Iberoamericana que culminará e lunes en Estoril es más que evidente. Pese a que el presidente de la Secretaría General Iberoamericana, Enrique Iglesias, esperaba que el foro sirviese como punto de encuentro entre Colombia y Venezuela, finalmente, hugo Chávez no ha asistido al encuentro. La ausencia de otros líderes de la región ha impedido el objetivo final de superar los rifirrafes entre algunos de los países y consensuar estrategias cara a la crisis y el nuevo orden internacional.


La decepción por las numerosas ausencias presidenciales a la XIX Cumbre Iberoamericana que culminará e lunes en Estoril es más que evidente. Pese a que el presidente de la Secretaría General Iberoamericana, Enrique Iglesias, esperaba que el foro sirviese como punto de encuentro entre Colombia y Venezuela, finalmente, hugo Chávez no ha asistido al encuentro. La ausencia de otros líderes de la región ha impedido el objetivo final de superar los rifirrafes entre algunos de los países y consensuar estrategias cara a la crisis y el nuevo orden internacional.



El propio Enrique Iglesias se ha mostrado partidario de que Jefes de Estado de naciones no pertenecientes al grupo latinoamericano asistan como observadores para fomentar lazos.



Pero la ausencia de los líderes impedirá una propuesta tan participativa como esperada. La SEGIB pretendía relajar las tensiones entre Colombia y Venezuela y llegar a un acuerdo que lleve a la creación de algún mecanismo regional de supervisión de fronteras. Por ahora, el paso entre ambos países está regulado por bases militares que Uribe ha pactado con la Administración estadounidense y ante las que Chávez es contrario. El Jefe del Gobierno Venezolano incluso llamó a sus paisanos a prepararse para una guerra por lo que el considera una grave afrenta.



En cuanto a Honduras, Enrique Iglesias ha explicado que el tema será discutido entre los presentes en la Cumbre y que habrá un pronunciamiento de los jefes de Estado y de Gobierno paralelo a la declaración final del encuentro. Sobre el asunto ha expuesto que las elecciones del 29 de noviembre tendrán legitimidad si el Parlamento decide antes sobre la restitución de Zelaya en el poder; si desgraciadamente eso no ocurre, se va a dar una situación muy compleja porque en ese caso los países ya han anunciado que no reconocerían la elección, ha añadido Iglesias.



Honduras estará representada en la Cumbre de Estoril por Patricia Rodas, ministra de Exteriores del Gobierno de Zelaya.



Más allá de los conflictos territoriales, la XIX Cumbre Iberoamericana tiene por propósito impulsar acuerdos relativos a la innovación y al conocimiento. Esto se fomentará a través de mesas de trabajo internacionales en las que se evaluarán estrategias para desarrollar la tecnología e intercambiar modelos de enseñanza de los diferentes países miembros.



En el encuentro de este fin de semana, se hará una declaración política al respecto de la innovación y se pondrán en marcha proyectos específicos de colaboración.



Según el presidente de la Secretaría General Iberoamericana, Latinoamérica está en posición de dar un salto cualitativo en crecimiento económico. Enrique Iglesias, ha subrayado que hay que pasar a una etapa superior, y eso es lo que va a aportar la innovación.



Con estas mesas de trabajo de la Cumbre Latinoamericana se pretende crear un nuevo modelo económico que ayude a solventar el contexto de crisis e impulse las políticas sociales.



Para ayudar ese desarrollo, se ha creado la Agenda Social para la Democracia que se presentará en Estoril con las firmas de seis ex presidentes latinoamericanos. La iniciativa, presentada en EEUU, responde al esfuerzo del ex-presidente peruano, Alejandro Toledo quien, desde 2007, promueve una confluencia de ex-mandatarios para sacar a América Latina de su estancamiento social.



La reunión va estar marcada por otras dos grandes ausencias, la del mandatario boliviano, Evo Morales y la de Manuel Zelaya. Surjan como surjan las cosas en Honduras Zelaya no podrá acudir a Portugal, porque si aún no ha sido restituido tendrá que permanecer en la embajada y si esto finalmente se produce deberá estar en Honduras formando su nuevo Gobierno.



Por su parte Evo tendrá que permanecer en Bolivia porque el 6 de diciembre se celebran las elecciones presidenciales en el país, en las que él es candidato presidencial. Pero lo que es seguro es que el mandatario enviará a alguno de sus ministros en representación del país.

Tampoco podrán estar presentes el presidente de Uruguay, país q ue celebra el domingo la segunda vuelta de sus elecciones presidenciales, ni los mandatarios de Nicaragua (Daniel Ortega), Paraguay (Fernando Lugo) ni Guatemala (Álvaro Colom). Aún está por confirmar la asistencia del presidente cubano, Raúl Castro.



En representación de España asistirán los Reyes, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega y el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos.



Además del foro para el diálogo entre los dirigentes de Venezuela y Colombia, la Cumbre Latinoamericana de Estoril podría ser el punto en el que Brasil tome las riendas de la política latinoamericana; ejerciendo el liderazgo que su tamaño, cifras y desarrollo exigen.



Este es el camino que según el ex presidente de Bolivia, Jaime Paz Zamora, debe seguir el subcontinente. Zamora ha asegurado que las mejoras políticas y económicas que han transformado Latinoamérica en los últimos años aún son insuficientes, por lo que ha pedido que Brasil lidere un nuevo proceso de integración con todos los países de la zona.



Paz Zamora realizó estas declaraciones durante la clausura del XV Foro Eurolatinoamericano de Comunicación organizado por la Asociación de Periodistas Europeos (APE) y la Fundación Nuevo Periodismo en Lisboa y patrocinado por la Confederación Andina de Fomento (CAF). Acto previo a la Cumbre de Jefes de Estado.



Según el ex mandatario, es imprescindible que las negociaciones por la integración del subcontinente sean lideradas por Brasil, respondiendo al papel de nueva potencia mundial en el que ya se ha convertido. Paz Zamora explicó que este proceso debe sentarse bajo las bases de cinco puntos fundamentales.



El primero de ellos, la puesta en marcha de nuevos proyectos de infraestructuras comunes para la interconexión. También abogó por una política común en el sector de explotación y uso de la energía, así como una gestión conjunta del agua y el medio ambiente.



El ex presidente también aprovechó su intervención para explicar que el cuarto punto sobre el que se debe sostener el proceso de integración que propone, debe ser la definición de un modelo común de seguridad ciudadana, con respeto al orden público y judicial. Por último, considera imprescindible la consolidación de nuevos programas de acción social comunes en toda la región.



Por otro lado, de la reunión en Portugal, podría salir alguna decisión referente a los tres acuerdos que negocia Bruselas con la región centroamericana, la Comunidad Andina y el Mercosur. l Estos tratados tienen un buen apoyo en la presidencia española de turno de la UE que empezará el próximo día 1 de enero y que durará hasta final de julio de 2010.



Aunque el cambio climático no está en la agenda de la cumbre, se tratará a nivel del foro de empresas, según afirmó el presidente de la Segib, quien manifestó, sin embargo, que se generará aquí un foro privado de debate. El secretario iberoamericano subrayó que lo importante es el compromiso de América Latina en apoyar la cumbre de Copenhague, el compromiso de asistir a la cita, que se celebrará del 7 al 18 de diciembre.



La de Estoril será la segunda reunión de jefes de Estado y de Gobierno de Iberoamérica que se efectue en Portugal, después de la realizada en 1998 y la más internacional. Constituirá la primera vez en la que van a participar como miembros asociados dos países que no son ni de la Península Ibérica ni de las Américas, sino que son dos ex colonias españolas: Filipinas y Guinea Ecuatorial.



En la última reunión de este tipo, celebrada el año pasado, se dio luz verde para que se le sumen los cinco P.A.L.O.P. es decir los Países Africanos de Lengua Oficial Portuguesa. El hecho que hayan sido aceptados como miembros países donde el español o el portugués no son la lengua oficial (como Andorra, de lengua catalana) o de que hoy sólo sean habladas por una pequeña minoría (como Filipinas) prepara las condiciones para que Belice, Haití, Bahamas, varias ex colonias españolas del Caribe y Marruecos puedan sumarse a estos foros latinoamericanos.





America Economica.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  americaeconomica.com