Edición testing
27 de enero de 2020, 21:53:25
REPORTAJE

Los sindicatos de Repsol YPF defienden la gestión de Brufau


Sacyr se queda solo

Por B.D.

CCOO y FIA-UGT apoyan la decisión de la dirección de Repsol de mantener todas las inversiones previstas en el Plan Estratégico 2008-2012. Representantes de los dos sindicatos en el grupo Repsol criticaron a Sacyr, máximo accionista de la empresa, “por querer conseguir beneficios a toda costa”.


En declaraciones a Americaeconomica.com, Alfredo Orella, representante de CCOO en el grupo Repsol, explicó que “respaldan “la propuesta de Brufau de pagar un dividendo a cuenta de los beneficios del año 2009 de 0,425 euros brutos por acción, equivalente a unos 519 millones de euros.



FIA-UGT ha explicado a este periódico que “no entenderían que se siguieran repartiendo dividendos tan elevados cuando muchos empleados están en el paro.” y ha asegurado que Sacyr “quiere cobrar esos dividendos a toda costa porque necesitan saldar sus deudas” ya que la situación actual que atraviesa la empresa “no es muy positiva”.



Además recordaron que la intención de pagar menos cantidad de dividendos para compensar a los trabajadores ya lo intentaron hacer el año pasado “pero no lo conseguimos”. “Intentamos que los accionistas se apretaran el cinturón como nos toco hacer a los trabajadores pero fue inútil”. “Nos alegramos por haberlo conseguido este año.



Resolución. Los representantes de los dos sindicatos han confirmado, además, que han aprobado una resolución de urgencia “contra la política de Sacyr”. “Lo que denunciamos es que Sacyr, que es la primera accionista con el 20% , ha intentado hace unos meses vender acciones a una empresa rusa y eso es lo que no puede ser”.



FIA-UGT cree que la solución para que no se puedan hacer esos movimientos pasa porque “se haga la misma política que con las cajas de ahorros, el sector financiero o el de la construcción, que cuentan con más apoyo y ayudas” del Ejecutivo español.



“No hay que olvidar que Repsol es la única multinacional española de energía y por eso cuando ocurran cosas como esas el Gobierno debería intervenir”, señala ambas centrales sindicales. Y además denuncian que Sacyr quiere “hacer caja a cualquier precio, incluso vendiendo refinerías”. Eso sí, los dos sindicatos entienden que “lo hacen porque están pasando un mal momento y quieren ganar lo máximo”, señalaron.



El dividendo que promueve Brufau es un 19% inferior al del año pasado (0,525 euros), porque normalmente el dividendo a cuenta supone la mitad del total de la retribución al accionista, lo que elevaría el dividendo de 2009 a 0,85 euros. Además se pagará en diciembre en lugar de enero para evitar la subida de impuestos en 2010.



Aunque oficialmente Sacyr Vallehermoso guarda silencio, no ha negado que habría reclamado a Brufau mantener, al menos, el dividendo de 2008 (1,05 euros). La constructora española adeuda a la banca cerca de 12.000 millones de euros.



En esta disputa, incluso los bancos de inversión tienen algo que decir. Citigroup decía esta semana en un informe recogido por Europa Press que la caída del beneficio y el deterioro de los ratios financieros de Repsol YPF en el último trimestre añadirán "probablemente" presión a la dirección de la compañía presidida por Antonio Brufau para que aplique un recorte en el dividendo de 2009.



Este recorte, indica, debería ser de 0,3 euros por acción con respecto a los 1,05 euros por acción de 2008, con lo que la retribución se situaría en 0,75 euros por acción, lo que supone un 28% menos que en el ejercicio anterior.



De aplicarse este reparto, el principal accionista de la compañía, Sacyr, que cuenta con una participación del 20% en el capital de la petrolera, recibiría unos 183 millones de euros, frente a los 256 millones recibidos en 2008, mientras que 'La Caixa' obtendría 127 millones, 51 millones menos.
America Economica.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  americaeconomica.com